El poder triunfa en la debilidad

20:42 3 Comments A+ a-

Había una alma soñadora, que creía en las cosas aun sin verlas y esperaba que lo imposible solo se cumpliera con un deseo, un beso y un rezo. Había un corazón que escuchaba, que sabia entender las señales de la vida, que esperaba cuando no podía mas, y que seguía confiando a pesar de todo. Había firmeza en las decisiones, habia convicción de estar de acuerdo con el destino. Había dudas pero nunca llegaron a doler demasiado. Había un camino, un caminante, y la exactitud de tener todo en su lugar. Las bases de la vida estaban selladas. Todo se podía derrumbar pero sin embargo seguiría de pie. Tenia miedo, claro que lo tenia, pero mi miedo no me impedía vivir ni estar viva. Mi miedo no era mas fuerte que yo. Quiero recuperar esa persona que amaba la vida por sobre todas las cosas. Y sin embargo aunque sea la misma, siento que ya no puedo. O lo que es peor, ya no tengo voluntad. Porque ya no es el miedo lo que me impide seguir, sino la desesperanza.

Intento construir castillos en el aire.