Nostalgia

17:32 0 Comments A+ a-

Los ojos caídos recuerdan lo que fue, lo que es, lo que sera si no convierto mi destino. Pues tengo miedo, de la vida, de la muerte y de cada uno de sus derivados. Tengo miedo y estoy loca hasta el pescuezo. Hasta la garganta se sumergen los pensamientos a los cuales todavía no le puedo poner palabras. Y así, sin medir las consecuencias de un silencio mal sano voy llorando las penas que me invaden. Sola siempre sola. 
Quizás la culpa exista en ese punto en donde no dejo que los demás entren a mi corazón. Quizás yo tampoco quiera dejar de estar sola. Vaya a saber porque, cuando uno se acostumbra a no tener a nadie al lado es difícil la idea de contar con el otro. Quizás solo sea orgullo o la tonta idea de la autosuficiencia.
Es solo que a veces miro a las demás personas y me pregunto si realmente vivo bien mi vida, realmente amo y me dejo amar? O sigo improvisando entre lo que me parece que esta bien, entre las dudas, entra mi historia y los abismos. Definitivamente cave un pozo en donde ya no me reconozco ni a mi misma, ni a nadie. Sin embargo todavía confió que de la oscuridad pueden salir cosas buenas.