De todo, soy contradicción.

19:32 0 Comments A+ a-

Ciertas cosas que a los demás le parecen maravillosas y fantásticas, a mi me terminan de parecen sin importancia. El mundo que me venden no es mío, sino de los demás. Esa debe ser la razón por la cual me siento confundida o preocupada la mayoría del tiempo. Mientras los demás prefieren el dinero, yo estoy en un rincón jugando a las escondidas. Mientras los demás se desviven por amor, yo estoy en una ventana mirando alrededor del mapa los lugares que no conocí. Quizás siempre haya sido un poco diferente al resto de la gente. Solo que a veces me pesa. Hubiera sido muy fácil contentarme con parecerme al resto. Seguir la moda, tener los últimos zapatos, o comprarme las mejores revistas. Tal vez hubiera sido fácil correr atrás de un titulo, o de una posición laboral. Quizás hasta hubiera sido divertido ver el mundo como la mayoría lo ve. Solo que me hubiera mentido a mí misma, y me hubiera convertido en lo que los demás buscaban de mi, y no de lo que yo buscaba para mí misma. A veces escucho reclamos dentro de mi cabeza, o reclamos implícitos en la gente. Ojalá existiera la forma en la cual el exterior no penetrara en el corazón. O que existiera la forma de que el corazón se contentara alegremente frente a su propia fidelidad. Existen secretos que solo algunos pocos llegan a conocer. Existen ideas que son diamantes en bruto. Pero si nos contentamos con hacer todos lo mismo. ¿Habremos crecido? 

Quien no encaja en el mundo, está siempre cerca de encontrarse a sí mismo