Ugh!

15:25 8 Comments A+ a-


Solía escuchar tu voz y me iba para otro lado, solía escuchar tus quieros y corría porque no tenia ganas de que me quieran. Porque no tenia ganas de que vos me quieras, no tenia ganas de estar con vos de esa forma. No quería confundir las cosas, ni tampoco quería confundirme yo de tal manera. Un amigo es un amigo y nada más. Pero fue difícil, porque para vos se que nunca fui tu amiga, o por lo menos muchas veces me miraste con otros ojos. Hoy me pregunto que hubiera sido de nosotros si las condiciones hubiesen sido distintas. Que hubiera sido de tus te quiero si te los contestaba. Que hubiera pasado si te quería, si te quería en el momento adecuado y cuando te tenia que querer. Nose la verdad es que no quería, pero me encuentro confundida, no porque los sentimientos me confundan sino porque siento que nunca te quise de tal forma. Pero nunca lo comprobé. Tal vez el tiempo dirá. Pero el tiempo no es nada si no viene acompañado de nuestro empujón. Y se muy bien que no se darle empujones al tiempo, soy de esas especialistas que miran la vida desde a ventana pero nunca van a salir en contra de una corriente. Menos si es una corriente interior. ¿Qué tipo de corriente es a la cual no me quiero enfrentar? ¿A quererte? No sinceramente se que lo puedo hacer, tal vez no de la forma que vos queres pero puedo intentarlo.  ¿A qué lo sepas? Exactamente me aterra esa idea. Admiro esas personas que se confunden, que buscan amores y lo gritan a los cuatro vientos. Yo no puedo, yo nunca estoy segura, yo nunca quiero nada. Me especializo en quedarme en el molde y así te pierdo. Me pierdo, me especializo en perderme en cuestiones de amor.