Diario de una luchadora

21:20 6 Comments A+ a-

No tengo ganas de nada, y me molesta volver al lugar de donde salí. Es verdad que aunque lo intente nunca voy a poder superar las cosas. Sinceramente no lo sé, vuelvo a estar cansada sin hacer nada y me pregunto que es lo que estoy haciendo mal. Que es lo que llenaría mi vida. Que es lo que tengo que hacer con las cosas que me pasan. A donde las tengo que encausar, que quiere el resto de mi. Que quiero yo de mi misma. Simplemente tal vez sea el mal humor pero no, es algo peor. Es la idea de que no crecí en nada, de que no maduré en nada, de que nunca voy a poder ser completamente feliz. Es la idea de la vida la que me tiene alterada. Porque me sigo preguntando las cosas, y otra vez no encuentro respuestas. El pasado, los miedos, los temores, vuelven una y otra vez. Que debo hacer con las cosas que me siguen condicionando como persona, y que no me dejan crecer. Que debo hacer con la bronca de que te sigan fallando, con la angustia de que no puedas esperar nada de nadie. O sólo de unas pocas personas. No soy lo mejor, no tengo grandes cualidades, y tengo mas defectos que virtudes pero si hay algo que me molesta es la maldad y las malas intenciones. Y disculpen pero mi historia es triste, y está llena de estas cosas.
En el punto máximo que había encontrado la paz, la tranquilidad y casi el perdón, todo se vuelve a desmoronar. Y me vuelvo a decir, para que intento en un mundo injusto. Para qué, si a nadie le interesa mi intento. Para qué si a los que quiero perdonar no me escuchan, y volverán a hacer lo mismo. De que sirve en esta vida amar sin que lo amen, esperar sin que lo esperen, dar sin recibir. Cierro los ojos y pienso, por favor Dios no quiero ser igual a ellos pero sin embargo tanto me lastimaron que solo devuelvo lo mismo, tanto me hirieron que ya no puedo desearles el bien. Y porque me hirieron hoy no se confiar en nada. Incluso hasta las cosas que más quiero las alejo de mi vida, por miedo a que me vuelvan a fallar.
Me lastimaron, me enceguecieron y me habrán atado de pies y mano pero por ustedes en parte soy lo que soy, por ustedes amo a mi familia con todo mi corazón, por ustedes cuido a mis hermanas con la vida, por ustedes valoro a los padres que me tocaron, por ustedes siempre veo el lado positivo y siempre devuelvo una sonrisa, por ustedes doy mi ayuda si alguien la necesita, por ustedes miro siempre para adelante y sigo de pie. Porque todas las lágrimas que derramé me hicieron más fuerte, y todas las luchas se las gané. Y se las vamos a seguir ganando.

 Dentro mío bailan, Hittler y Mahatma.