Las emociones, como los sueños, son caballos salvajes.

18:49 1 Comments A+ a-


Es horrible que no me permita vivir mis sueños. O lo que es aún peor, pensar que no tengo la capacidad para hacerlos realidad. Eso pensaba Suyat cada día de su vida. El tiempo iba pasando. La espera de lo inesperable terminaba convirtiéndose en una pesadilla. Era feliz, pero no completamente. Existía una parte en su corazón que todavía no estaba tranquila. Iba en busca de una paz que llenará sus preguntas de respuestas, que llenará el vacío que una y otra vez dejaba el miedo. Eran las cuatro de la tarde y partía hacia un pueblo cercano. Llevaba con ella una bolsa cargada con las cosas indispensables para vivir, un poco de ropa, comida, un mapa, y dinero, el poco que le quedaba. Ella era de las personas que no necesitaban muchas cosas para ser feliz. No le brindaba la menor importancia a lo material. Era amante de la simpleza en su punto límite. Pero en este momento de su vida su visión del mundo se había tornado compleja.
Muchas veces en su vida se preguntó quién era. Y todavía hoy no había encontrado la respuesta. Sin embargo esa pregunta ya no la preocupaba más. La verdadera razón de su viaje era ¿Quién quería ser? Toda su vida había sido lo que las personas esperaban de ella. Incluso llegó a pensar que condicionada por los demás iba a vivir mejor. Sin límites que cruzar, las personas no tienen desafíos. Pero Suyat era una persona que reconocía la diferencia entre vivir y existir. Estaba simplemente existiendo, sin aceptar las grandes aventuras que le proponía la vida, sin soñar más allá de la rutina, sin saber que era el amor. No solo el amor por los demás, sino también el amor por ella misma. Y ese amor fue la que la impulsó a empezar este viaje. 
Cuando uno se ama a si mismo aprende a entender el lugar que ocupa en el mundo y porque está vivo. Suyat ya había tenido esa experiencia, amar la vida como a ella misma, dejarse conducir por el espíritu, y aprender a volar sin despegar los pies del suelo. Eso buscaba en este viaje, esa experiencia de vivir en el amor por sobre todas las cosas. De saber que se está en el camino correcto. 



Dentro de ti hay infinitas respuestas. Comprende, ten coraje, sé fuerte. No te impongas límites. ¡Hay tantos sueños que esperan ser realizados! Las decisiones son importantes como para tomarlas al azar. Lucha por tu ideal, tu sueño, tu premio.