Lo único

15:23 0 Comments A+ a-



Quizás algún día, te encuentre en la esquina y me preguntas Que tal tu vida? Y yo, sonriendo te contestaré, bien todo muy bien. Sabiendo que lo único que te importa es hablar unos segundos más conmigo. Mientras tanto yo, te lo diré con los ojos pero no con palabras. Nunca supe querer. Nunca supe ser feliz. Nunca supe distinguir lo que estaba bien o mal. O supe y no quise hacerlo. O quise hacerlo y no pude. Al fin de cuantas sabrás que soy un fracaso. Pero si aún así, si decides quedarme a mi lado. Si aun así, me descubres humana pero sincera, y te llama mi aventura, prometo serte fiel. Prometo esperarte así tanto yo también me espero. Prometo quererte como yo no me quiero. Y entregarte completo, sin exigencias ni reproches, mi corazón.
Por el contrario si te escondes en promesas inconclusas. Si nadas en un mar de aire. Si juegas con mis ilusiones, prometo no dirigirte nunca más la palabra. No preocuparme por tu vida. No sentirte cerca. Prometo esquivarte hasta el cansancio. Asfixiarte con mi astucia, completar mi actuación, morir en el orgullo del enamorado. Prometo mentirte para que pienses que mi soledad es mejor que tenerte en mi espacio. Prometo ser tan fría que mi hielo te llegue hasta los brazos, te sacuda el alma y se revuelve en tu estomago. Así de a poquito, iré muriendo pero juro que por sobre todas las cosas nunca me dejaré ver morir. La peor desventaja que tendrás es que no tendrás nada para echarme en cara. Todo lo haré porque te quise, porque te quiero, o porque no te querré. Pero todo al fin y al cabo, todo lo haré por vos.
Está mal querer de estar forma pero es la única que conozco, o que me hicieron conocer. Tal vez si me enseñaras a ser distinta, a seguir tus pasos, a desearte el bien a pesar de todo. Tal vez si te amara todo fuera más fácil. Pero mi amor nunca llega a ningún lado. Es tan histérico, tan patético, tan poco poético. Excede los límites de lo que esta impuesto. Atraviesa las fantasías y no quiere aterrizar. Mi amor nunca entiende nada y dudo mucho que aprenda a sintetizar. Me jacto de ser realista pero en realidad me excita la adrenalina y el dejarse llevar. Entonces mientras yo pensaba en no volver a encontrarme con esta parte de mí que es tan repugnante, esta estúpida persona que siempre quiere más, te vi. Y vi tus ojos marrones, vi las arrugas de tu sonrisa, vi tus ojos cansados, tu miedo al costado y no pude evitar soñar con vos. Porque lamentablemente, los locos quieren así, tan desenfrenadamente que no saben discernir.