Le estoy hablando a mi corazón

17:46 0 Comments A+ a-



Mientras más crezco más veo como el amor se seca. Y así, sin muchas más explicaciones pierdo la esperanza en el mundo que fue y que ya, de por cierto, no es más. Mientras el amor se seca los nenes que corrían en el parque parecen convertirse en abogados en camisa mayor y corbata elegante, las jóvenes vestidas de princesas parecen convertirse en ancianas sin pequeñas esperanzas en los detalles. Las nubes que antes eran blancas ahora son grises, y el cielo se convierte en el infierno. Entonces escucho decir a la gente, que Dios los ayude. Como si Dios pudiera ayudar a quienes que ya no conserva la fe. Mi fe se ha reducido a una flor marchita que pretende ser una rosa. Pues, ya no me importa. Mientras exista aunque sea un mínimo grano de confianza en mi corazón se que estaré en camino. Puede que no tenga las ventajas que tienen los santos, tampoco las fuerzas que tienen los héroes, ni el coraje de los ciegos, ni la astucia de los sordos. Soy menor de lo que fui, sin embargo seré mayor de lo que soy.


                Mañana va a ser un gran dia, te lo digo yo. Nos vamos a mirar las caras entre todos.