Alma mía

21:41 6 Comments A+ a-

No he hecho grandes cosas en esta vida, pero si grandes progresos. Y hoy quiero festejar uno de ellos. Ya no me importa querer sin que me quieran, ya no me importa perdonar sin que lo pidan, ya no espero nada a cambio de los demás, ya no me creo superior, ni más buena ni mejor, ya encontré la paz. Ya no me interesa oír hablar del mal, ya no me interesa esperar, ya no me interesa la soledad. Estoy contenta con mi vida y nadie me va a poder bajar de esa idea a la que llamo libertad. Ya no escucho los chusmerios de viejas, ni los cuentos de princesas, vivo feliz en la realidad. Y si no tengo un abrazo me lo invento, y si no tengo un beso me lo sueño porque sé que algún día llegará. De tu mano o de la de alguien más. Estoy feliz con lo que soy, rió, bailo y grito sin temor. La vida es una sola no hay lugar para el dolor. Si me ves por las calles, yo soy esa que se ríe de las malas pasadas. Aquella que a veces se le resbalan un par de lagrimas, pero sigue dando pelea. Aquella que corre sin necesidad, que nunca llega a donde tiene que llegar pero que tiene una certeza. Ir de la mano de Dios es mi única realeza. Me encontré con mi alma y descubrí que ya es plena. Estoy feliz de saber que ya no existen más las penas.


Ya no busco la felicidad, sino con quien compartirla.