Eterno resplandor de una mente con recuerdos

12:41 12 Comments A+ a-

Las tres y media de la madrugada. El despertador comienza a ser mi enemigo. No porque tenga que apagar su alarma, sino porque las agujas corrían rápido. Seguía despierta. Tengo una teoria. La palabra teoria no es adecuada, mas bien es una idea. Cuanto mas tiempo tenemos para pensar, mas nos comemos la cabeza. Y el verano es uno de esos tiempos. No lo digo solo basándome en mi vida, sino también basándome en la de los demás. Sera que esta empezando el año y mi cabeza da trescientas mil vueltas sobre trescientas mil cosas a la vez. La verdad es que no me quejo de esto. Soy de esas personas que le gusta analizar una y cada cosa. Es frustrante a veces, pero puedo jurar que semanas tras semanas pienso más y sigo pensando. Sobre que es la gran pregunta. Y la respuesta es sobre trescientas mil cosas. Claro esta que soy una exagerada total, me gano el premio a la primer pensante no activa. A veces mis pensamientos abarcan años luz a futuro. No esta bueno vivir en el futuro. Y últimamente vivo en un futuro. No esta bueno vivir de los sueños. Y últimamente vivo en sueños. Que alguien me explique que es el termino disfrutar el presente, porque yo en mi vida nunca lo experimenté. O tal vez si, y estoy diciendo una boludes. Nosé me fui de tema como siempre lo hago.
Eran las tres de la mañana y no me podía dormir. Pensaba una y otra vez en todo lo que paso el ultimo tiempo. Pensaba en los últimos días de colegio. Tengo la tonta idea de que fue tan lejano. Es una locura porque me egresé el año pasado. Pero hoy para mi ya es una etapa cerradísima. Es como si hubieran pasado 20 años, como si la mayoría de las cosas o recuerdos que me quedaron del colegio se hubieran desvanecido. Como si mi propia mente hubiera eliminado cualquier tipo de recuerdo. Es una sensación rara. Tan rara que hasta me da miedo. No extraño, no extraño absolutamente nada y eso nose si es bueno o es malo.  Bueno miento, enrealidad si extraño, a mis amigos nomas. Pero tengo esa sensación de que cada vez son menos. (o por lo menos aquellos que me quedan del colegio). Si puedo contar 10 personas creo que es mucho. Nose la verdad es que no me entiendo. Pensé que esta etapa iba a ser distinta, que yo iba a estar distinta. Creo que la vida se encargo de convertirme en un cactus sin sentimientos, va tengo esa imagen mía. Y tampoco me gusta pensar eso de mi, porque se que realmente no soy asi. Saben que pasa este año fue el peor de todos y tuve que dejar los sentimientos a un lado. Ahora nose como hacerlos volver. Mi corazón se cerro totalmente y difícilmente se vuelva a abrir. Tal vez esto que yo describo que me pasa es lo que algunos llaman maduración, y la verdad es que no me gusta ni un poquito. Otra vez me fui de tema.
Eran las tres de la mañana y no me podía dormir. Hay una sola razón por la cual extraño el colegio, y esa razón no me entra en la cabeza. Es triste que nos demos cuenta de las cosas cuando ya no hay más nada para hacer, o cuando ya no podemos solucionar nada de lo que hicimos. Si miro para atrás tendría que haber cambiado bastantes cosas, y me enoja no haberlas podido cambiar. Por eso me contento con un futuro, porque todavía no tengo que cambiar nada. Ilógico.


I'm always anxious thinking I'm not living my life to the fullest, you know? 
Clementina Kruczynski