Con un par de días perdidos bajo el brazo.

8:41 18 Comments A+ a-

Ahora a mirar al frente, haber que es lo que está por venir. Muchas veces gaste mirando mi vida hacia atrás- Que digo muchas veces! Casi siempre. Hace tiempo que me vengo cansando de eso. El pasado es un obstáculo, aunque también sin pasado no tendríamos vida. Pero el pasado no está para obsesionarse con él. Está para mirarlo sabiendo que aún queda mucho por delante. Y eso me dispongo hacer. Dejar de una vez todo lo que pasó, todo lo que fui. Y empezar a mirar el aquí y ahora, y todo lo que queda. Al fin y al cabo nada se gana de un tiempo inútil. de un tiempo que no va a volver a pasar. Nada se gana de las cosas malas porque ya están hechas, nada se gana de las equivocaciones. Me expresé mal. Nada se gana de vivir en las equivocaciones, nada se gana de vivir en el pasado.
Hoy miro para adelante. Sé que me va a costar. No es que de ahora en más siempre me van a salir las cosas como quiero. Crecer es parte de eso, de darnos cuenta que la mayoría del tiempo las cosas no salen como nos las esperamos. Hay que saber hacerle frente a la vida, al futuro. Pero sobre todo hay que saber vivir en el presente. Yo no se vivir en el presente, debo confesar que nunca supe. Pero voy a intentarlo. A la primera no me va a salir, pero bueno hay que saber entender que en esta vida, uno tiene mas que una posibilidad. Uno tiene mil de posibilidades. Que no las haya aprovechado es problema mío. No es culpa de la vida, que siempre le eché la culpa.
Hoy me picó el bicho del optimismo. Siempre me pica. Pero últimamente no se, el bicho se había tomado vacaciones. Hoy volvió. Volvieron las ganas de empezar a disfrutar, de empezar a cambiar, de dejarme de joder por decirlo de una manera más sencilla. Más allá de todo, me olvidé que en esta vida nada es perfecto. Otra vez pretendí que las cosas fueran perfectas, y saben qué. Yo misma sé que la vida no es así, pero sigue siendo maravillosa.

El día en que no sonrías será un día perdido.